El enfoque de micro dosificación mejora el potencial del cannabis y minimiza sus efectos secundarios. Entre los primeros 50 pacientes que he certificado para el uso de cannabis medicinal, se destacan aquellos con dolor crónico de espalda, migrañas intensas, y fibromialgia. El cannabis me ha permitido disminuir la cantidad de narcóticos y otros medicamentos para el dolor que utilizan estos pacientes.  Las formulaciones de cannabis, no sólo pueden evitar el dolor crónico, sino que lo controlan el dolor cuando se intensifica.

Mi recomendación de micro dosificación incluye una dosis diaria de tinturas altas de CBD:THC en proporciones de 20: 1, hasta 2-3 veces al día con un nivel de THC igual o menor a 2,5 mg. Estas dosis bajas de THC, evita el que el paciente se siente alterado, mareado, o torpe, pero si que se sienta ligeramente relajado en cuerpo y mente. Por ejemplo, cuando una migraña se intensifica, recomiendo una inhalación de un vaporizador en pluma alta de CBD de una flor o formulación que provenga de una variante o flor como ACDC o Harlequin. Estas cepas contienen aproximadamente 20% de CBD a 5% de THC. La meta, una vez más, es manejar el dolor y evitar sicoactividad innecesaria.

Desafortunadamente, el mercado del cannabis, que surge en gran medida de los consumidores recreativos, no está implementando esta estrategia. El movimiento de microdosificación es bien relevante a los que recién comienzan con el cannabis, y a la población de mayores de 65 años. Estos nuevos consumidores se enfrentan a un sistema confuso y desagregado. En un dispensario típico el paciente puede ver productos como una barra de chocolate de 1000 mg de THC  o un cartucho de aceite vaporizado con 95% de THC. El consumo de esto,  puede con frecuencia, ser receta para un efecto desagradable con el Cannabis.

Lo que debe hacerse más disponible en nuestro mercado es mayor disponibilidad de productos de dosis bajas de entre 2,5 a 5 mg de THC por dosis, en tintura, comestible, o rociador sub lingual. Mi esperanza es que los fabricantes innovadores continúen lanzando nuevos productos que se dirigen a los nuevos datos demográficos que entran en el mercado, así como la evidencia anecdótica y basada en la investigación, que apoya la micro dosificación de cannabis.