Estados Unidos tiene el 3% de la población del mundo pero consume el 80% de los opiáceos detalla un artículo publicado por The New England Journal of Medicine para evidenciar la epidemia en la que se ha convertido el uso de narcóticos.

El escrito titulado The Role of Science in Addressing The Opioid Crisis establece que para prevenir la sobredosis de opiáceos, causantes de 90 muertes diarias, es imperativo desarrollar estrategias de manejo de dolor crónico que no entren en áreas del cerebro donde puedan haber depresiones respiratorias y donde se creen dependencias.

Según explicó el Dr. Jaime Claudio Villamil en su programa radial Saludemos, “los opiáceos se pegan a una parte del sistema de recompensa del ser humano que provoca que si usted se expone a este narcótico en repetidas ocasiones el cuerpo se acostumbra y espera la gratificación que produce a través de una liberación o una elevación de dopamina, y la dopamina al final del día es lo que causa todas las adicciones”.

Entre las alternativas para controlar el uso de narcóticos, estudiosos como el Dr. Dustin Sulak recomiendan el uso de cannabinoides. De acuerdo a Sulak, se puede comenzar el tratamiento con apenas un miligramo de THC y combinar su uso con actividades como meditar, hacer ejercicios, rezar, escribir y entrar en psicoterápia. El experto también sugiere monitorear los efectos del cannabis haciendo un inventario del 1-10 sobre la respiración, el dolor en el cuerpo y el estado de ánimo, siendo el 10 donde se está en perfectas condiciones.

Sulak aconseja aumentar la dosis si la baja no funciona para así aprovechar la ventana de oportunidad que dura dos semanas a partir del inicio del consumo del cannabis, en donde se puede reducir el uso de opiáceos de un 50% a un 80%. En el caso del cannabis la terapia puede aumentar hasta 500 veces la dosis, mientras que con los opiáceos el aumento de más de cinco veces la dosis puede crear problemas serios a la salud.

Asimismo, cuando el uso de narcóticos responde a problemas de sueño se recomienda el uso de cepas de cannabis indica.

No hay evidencia de que los opiáceos ayuden con el dolor crónico pero existen 11 estudios con cannabis medicinal que destacan que puede ser efectivo, enfatiza el artículo.

Para escuchar al doctor Jaime Claudio Villamil discutir este tema presione aquí.