“No me puedo mover…hizo un mal movimiento y se me tranco la espalda”. Este es una frase que con frecuencia escuchamos para describir un fuerte dolor de espalda. La mayoría de los adultos experimentarán uno o mas episodios de dolor fuerte de espalda baja durante su vida. El primer episodio por lo general ocurre entre los 20 a 40 años de edad. La mayoría son auto limitados y se resuelven con poca intervención. Sin embargo, el 31% de las personas con dolor de espalda baja aguda no se recuperan por completo a los seis meses de iniciarse su dolencia. Además, otro episodio agudo ocurre en el 25 a 62 % de estos pacientes en uno a dos años después de la dolencia inicial.

 

Las siguientes recomendaciones te ayudaran a manejar tu espalda adolorida, para aliviar el dolor, recuperar tu función del diario vivir, y reducir el tiempo que puedas tener que estar, fuera del trabajo o la escuela. Estas sugerencias también pueden minimizar el desarrollo del dolor crónico incapacitante.

 

Una vez se descarte señales de peligro asociados a un dolor agudo de espalda, la clave de su manejo son posturas y movimientos sabios de estiramiento y fortalecimiento, al igual que medicamentos que bajen la inflamación y reduzcan el espasmo muscular. Esta ampliamente confirmado que el mantenerse inmóvil en la cama es lo peor que puedes hacer. Por eso recalco la importancia de los movimiento inteligentes para sanar la espalda, conjuntamente con medicamentos antiinflamatorios, relajantes, y terapia de calor o frio.

Medicamentos

La experiencia clínica apoya el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINE) en el dolor lumbar agudo[i]. Ensayos clínicos favorecen el uso de AINE, en particular, en pacientes sin contraindicación para el uso de estos, como por ejemplo, enfermedad del riñón, problemas estomacales de gastritis, o enfermedad del corazón.

 

Las guías de práctica conjunta del American College of Physicians (ACP) y la American Pain Society (APS) recomiendan el uso de AINE como tratamiento de primera línea para el dolor agudo. Estos se recomiendan para uso continuo hasta un máximo de dos a cuatro semanas. El ibuprofeno (400 a 600 mg cuatro veces al día) y el naproxeno (220 a 500 mg dos veces al día) son opciones razonables, ya que son de bajo costo y disponible sin receta.

 

Los relajantes musculares se han estudiado en varios ensayos aleatorios. Un estudio de revisión encontró buena evidencia para el uso de relajantes musculares para el alivio a corto plazo del dolor lumbar agudo[ii]. Se encontró poca diferencia entre los distintos medicamentos. Una revisión más reciente encontró más evidencia de efectividad para la ciclobenzaprina (Flexeril), metocarbamol (Robaxin), y carisoprodol (Soma) que para otras drogas.[iii]

Ejercicios Iniciales

Para un dolor intenso agudo hay dos maniobras usualmente alivian el dolor. Por supuesto, la regla dorada es probar a ver si hay alivio. En caso de que aumenten el dolor, desista y consulte a su medico. Las dos maniobras básicas son el
1) descanso de piernas sobre una silla boca arriba y, 2) el estiramiento de “esfinge a cobra” boca abajo (postura básica de yoga). En la primera, trincas los músculos de la barriga y sin torcer la espina, te acuestas boca arriba, poniendo las piernas en una silla creando un ángulo de 90 grados entre la parte inferior de la pierna y el área de los muslos. Puedes poner un cojín o un pad caliente o frio. Para la segunda posición, una vez sientas el alivio de la postura en la silla, el calor o frio y el efecto de los medicamentos, vírate boca abajo, poniendo los codos y los brazos debajo de tu barbilla. De ahí lentamente, mueves las manos, cerrados en puño, a que estén debajo de tus hombros, mientras extiendes o arqueas tu espalda a la postura de esfinge. Tu cabeza mira hacia delante y tus codos están a 90 grados entre los antebrazos y la parte superior del brazo. Mantén el estiramiento por 30 a 60 segundos y vuelve a la posición de partida. Puedes repetir este movimiento de 6 a 8 veces, varias veces al día, aunque algunas personas encuentran mayor alivio se repite esta maniobra cada 20 a 30 minutos cuando tienen el dolor de espalda bien agudo.

 

La pagina web, Fisioterapia a tu alcance, demuestra estas posturas tan importantes. (tinyurl.com/nq436dm). También sugiero revisar los videos del Método Mackenzie, mundialmente famoso, por ser un sistema completo y científicamente validado para rehabilitar una espalda lastimada. (tinyurl.com/nc8opt8).

Señales de peligro asociadas a un dolor espalda

Las banderas rojas o signos de alarma en dolor lumbar son aquellas condiciones que de estar presente en el cuadro clínico del paciente indican que el dolor es la manifestación de un cuadro más complejo, llevándonos a sospechar la presencia de una infección, tumor canceroso en el abdomen(colon, próstata, riñon), fractura espontanea o por osteoporosis. De tener una o mas de estas señales se recomienda visitar a su medico lo mas pronto posible para evaluación adicional. Entre las señales más importantes se encuentran:

 Trauma o golpe severo a la espalda.

 Pacientes mayores de 50 años con un primer episodio de dolor de espalda

 Perdida de peso, fiebre

 Historia clínica de cáncer

 Osteoporosis

 Perdida de fuerza en las piernas

 Dificultad para controlar la evacuación o el orinar

 Sentir adormecimiento en el área de las nalgas o en la distribución del área de una “silla de montar”

 Dolor que empeora en lo noches mientras se descansa

 Dolor que no mejora a pesar de tratamiento adecuado por 2-4 semanas

 Sentir una masa que pulsa en el abdomen

 Infección bacteriana reciente

 Dolor que aumenta en la posición de descanso boca arriba

 

[i] Curr Med Res Opin. 2010 Jan;26(1):179-90

[ii] Muscle relaxants for non-specific low back pain. AUvan et al. Cochrane Database Syst Rev. 2003

[iii] A clinical and pharmacologic review of skeletal muscle relaxants for musculoskeletal conditions. AUBeebe FA, Am J Ther. 2005;12(2):151.