Hoy tenemos un programa completamente dedicado a esclarecerle todas las dudas sobre el insomnio-la apreciación de no lograr un sueño reparador, ya sea por dificultad para dormirse, sueno interrumpido, un despertarse antes de tiempo, cualquiera o todo los anteriores, asociado a sentirse cansado o molesto durante el día. Te ofrecemos una guía completa para el tratamiento del insomnio, incluyendo el uso sensato de medicamentos, y también, como discontinuar los mismos después de meses o años dependientes de estos para dormir. Te explicamos con lujo de detalle la importancia del Tratamiento Cognitivo-Conductual (TCC) para el manejo del insomnio, antes y después de tomar medicamentos para dormir. El TCC son una serie de pasos y reglas para cambiar la forma en que piensas y actuas en torno a tu problema de dormir. La evidencia científica demuestra que este tratamiento es más efectivo a largo plazo que el uso de pastillas para dormir, en particular en personas mayores de 55 años. Ademas te ofrecemos detalles sobre terapias complementarias que pueden ser de ayuda incluyendo, acupuntura, aromaterapia, terapia de luz brillante y suplementos como el triptófano y la melotonina. Todo problema de dormir tiene tres componentes que se suman y se interrumpen con un enfoque abarcador: factores que predisponen, precipitan y perpetuan el insomnio. En esta pagina encontraras todos lo enlaces necesarios para poder implementar y/o buscar ayuda competente para tu problema.

Insomnio-El Problema

¿Qué es el insomnio?

El insomnio es un problema común de salud. Cuando una persona sufre de insomnio, tiene dificultad para quedarse dormida o para continuar durmiendo. El insomnio puede variar entre leve e intenso, según su frecuencia y duración.

Además puede ser crónico (constante) o agudo (de corto plazo). Se considera insomnio crónico si los síntomas ocurren por lo menos 3 noches por semana durante más de un mes. El insomnio agudo dura menos tiempo.

Algunas personas que sufren insomnio pueden tener dificultad para quedarse dormidas. Otras pueden quedarse dormidas fácilmente pero se despiertan demasiado pronto. Otras personas pueden tener dificultad para dormirse y para continuar durmiendo.

A consecuencia de esto, el insomnio puede hacer que la persona duerma muy poco o duerma mal. Es posible que al despertarse no se sienta descansada.

Epidemiología

El insomnio es uno de los problemas médicos más comunes. Un estudio de pacientes de atención primaria encontro que el 69 por ciento tenía insomnio. El insomnio se informó como ocasional en un 50 por ciento y crónico en un 19 por ciento. Una encuesta nacional de adultos no institucionalizados encontró que el 35 por ciento informó el insomnio durante el curso del año anterior. Casi la mitad se describe como el insomnio grave. Una revisión de 50 estudios encontró que aproximadamente que un 10 por ciento de las personas desarrollan insomnio crónico que les afecta su funcionamiento durante el dia. La prevalencia del insomnio aumenta con la edad. En un estudio de las personas de edad avanzada, 57 por ciento reportaba de insomnio y sólo el 12 por ciento informó tener un sueño normal. Mujeres adultas reportan insomnio como un 50 por ciento más que los hombres. También hay una mayor prevalencia del insomnio entre las personas que están desempleados, divorciados, viudos, separados o de menor nivel socioeconómico.

“El 58 por ciento de los mayores de 59 años tiene dificultades para dormir al menos varias noches a la semana y sin embargo, en el 85 por ciento de los casos, no recibe tratamiento, o es a base de sedantes, que pueden causar otros efectos colaterales”, explica

Tipos de Insomnio

Hay dos tipos de insomnio. El más común se llama insomnio secundario o comórbido. Este tipo de insomnio es un síntoma o efecto secundario de algún otro problema.

Se cree que más de 8 de cada 10 personas que sufren insomnio tienen insomnio secundario. Ciertos problemas de salud, algunas medicinas, los trastornos del sueño y otras sustancias pueden causar insomnio secundario.

En cambio, el insomnio primario no se debe a un problema médico, a una medicina o a otra sustancia, sino que es un trastorno independiente. Varias circunstancias de la vida pueden provocar insomnio primario, entre ellas el estrés prolongado y las alteraciones del estado emocional.

El insomnio puede causar sueño excesivo y falta de energía durante el día. También puede hacer que la persona se sienta angustiada, deprimida o irritable. Puede ser difícil concentrarse en las tareas, prestar atención, aprender y acordarse de cosas. Todo esto puede impedir el desempeño óptimo en el trabajo o los estudios.

El insomnio también puede causar otros problemas graves. Por ejemplo, una persona que sufre de insomnio puede sentir somnolencia al conducir y esto puede causar un accidente.

Tratamiento

A menudo el insomnio secundario desaparece o mejora sin tratamiento si se puede detener la causa, especialmente si el problema se corrige al poco tiempo de haber comenzado. Por ejemplo, si la cafeína le causa insomnio, es posible que al suspender o limitar el consumo de cafeína desaparezca el insomnio.

Los cambios en el estilo de vida, entre ellos unos mejores hábitos de sueño, a menudo contribuyen a aliviar el insomnio agudo. Si sufre insomnio crónico su médico puede recomendarle un tipo de consejería llamado terapia cognitiva conductual o recetarle medicinas.

En esta gráfica se destaca el modelo mas utilizado en el entedimiento y manejo del insomnio. Hay factores predisponentes, pricipitantes y perpetuantes que se suman para crear el problema

Insomnio-Tratamiento Detallado 

Cuestionarios de Evaluacion del Problema de Insomnio

Los siquientes cuestionarios en español son cortesía del grupo Albors Cohs , un equipo español de Profesionales especialistas en Psicología Educativa y Clínica. Pulsa aquí para bajar los mismos en formato PDF a tu computadora. Imprimelos y llena los mismos antes de visitar a tu medico o sicólogo para solicitar un tratamiento integral de tu problema de insomnio.

El Uso de Medicamentos

El tratamiento con medicamentos es el más empleado para el insomnio agudo y transitorio. Los productos más usados son los llamados hipnóticos (benzodiacepinas y análogos). Este tipo de soluciones siempre han de estar supervisadas por un médico, y hay que tener en cuenta siempre que su finalidad es la de que se normalice el patrón de vigilia-sueño en cuestión de días o semanas, ya que a menudo los casos de insomnio vienen producidos a causa de la retirada de los mismos.

Indicaciones de los hipnóticos

Los hipnóticos sólo deben ser usados en caso de que las medidas no farmacológicas no resulten eficaces y como paciente uno se sienta completamente desbordado por el problema y sea necesario disminuir los niveles de ansiedad. Bajo la prescripción médica suelen estar indicados para los casos a corto plazo, aunque entre el 10% y 15% de de los consumidores de hipnóticos los toman durante más de un año. Raramente serán adecuados para tipos de insomnio crónico, ya que a menudo la retirada de los mismos son los causantes del mismo.

A tener en cuenta para la terapia con hipnóticos

– Se debe usar siempre la mínima dosis eficaz

– El tratamiento se debe tomar de manera intermitente

– Hacerlo en periodos cortos, sin superar las 3 ó 4 semanas

– Retirar el tratamiento de manera gradual

– Vigilar la posible aparición de insomnio de rebote después de suspender el tratamiento

Contraindicaciones de los hipnóticos

– En mujeres embarazadas, durante el primer trimestre y en el periodo de lactancia

– En casos de síndrome de apnea obstructiva del sueño sin tratar

– Con antecedentes de dependencia de alcohol u otras drogas

– Para aquellas personas que necesitan poder despertarse en medio del sueño normal para realizzar alguna actividad eficazcmente.

– Para personas con necesidades de sueño pequeñas

– Si se sufre alguna enfermedad hepática, renal o respiratoria han de ser supervisados con especial atención.

Los adultos mayores tienen un riesgo particularmente elevado de efectos adversos, incluida la sedación excesiva, el deterioro cognitivo, el delirio, deambulación nocturnal, agitación, confusión postoperatoria, problemas de equilibrio, caídas y fracturas, y un mal desempeño de las actividades diarias. En un meta-análisis de 24 ensayos aleatorios (2417 pacientes) que evaluó el impacto de la farmacoterapia en los adultos mayores de 60 años con insomnio, hubo una mejora de la calidad del sueño, el tiempo total de sueño, y la frecuencia de despertar durante la noche. Sin embargo, la magnitud de estos beneficios fueron relativamente pequeñas en comparación con el aumento de dos a cinco veces en los eventos adversos cognitivos o psicomotores. Esto sugiere que la precaución adicional es necesaria para decidir si la farmacoterapia está indicada para un paciente de edad avanzada con insomnio.

Medicamentos Para El Insomnio

Benzodiacepinas

– Contienen propiedades ansiolíticas, miorrelajantesy anticonvulsivantes.

– Son efectivas, pero pueden afectar a la arquitectura del sueño

– Conllevan efectos adversos como sedación diurna y deterioro cognitivo y psicomotor

– Pueden provocar tolerancia y dependencia

Las benzodiacepinas de uso común para el tratamiento del insomnio incluyen triazolam (Halcion), estazolam (ProSom), lorazepam (Ativan), temazepam (Restoril), y flurazepam (Dalmane). La principal diferencia entre estos medicamentos es su duración de acción. El triazolam es de corta duración; estazolam, lorazepam, temazepam y son de acción intermedia, flurazepam y quazepam son de acción prolongada .

Meta-análisis de ensayos aleatorios, controlados con placebo indican que la disminución de las benzodiazepinas latencia del sueño y el número de despertares, al tiempo que mejora la duración del sueño y la calidad del sueño. Los cambios típicos asociados con estos medicamentos, como el descenso en la duración de inicio del sueño por aproximadamente 10 minutos y el aumento del tiempo total de sueño de 30 a 60 minutos.

Análogos No Benzodiacepínicos (Ambien, Lunesta y Sonata)

Las no benzodiazepinas, una nueva clase de inductores del sueño sueño, trabajan de manera similar, pero pueden tratar mejor áreas específicas en su cerebro. La prescripción de medicamentos que encajan en esta categoría, como el zaleplon (Sonata) y zolpidem (Ambien), se han vuelto la opción más popular para tratar el insomnio. Estos no contienen acciones ansiolíticas, miorrelajantes ni anticonvulsivantes. Respetan la arquitectura del sueño. No producen insomnio de rebote ni síndrome de retirada si se administra en de forma correcta.

Enlace a reporte de Consumer Report sobre el uso de estos nuevos medicamentos 

Terapia Cognitivo-Conductual

La TCC(control de estimulos, higiene de sueño, restricion de tiempo de dormir y relajacion) han demostrado claramente su eficacia. Un meta-análisis de 23 ensayos clínicos aleatorizados de intervenciones sobre adultos de mediana edad y ancianos con insomnio. Mostraron una mejora significativa similar en las tres modalidades de tratamiento (en calidad de sueño, latencia de sueño y despertares después del comienzo del sueño).

1. Control de Estimulos

Acuéstate sólo cuando estés somnoliento. Utilice la cama y el dormitorio sólamente para dormir y mantener relaciones sexuales. Cuando sea incapaz de dormirse o volverse a dormir en 15-20 minutos, diríjase a otro cuarto. Regrese a la cama en media hora, pero sólo si está somnoliento de nuevo. Repita esto durante toda la noche si es necesario. Levántese por la mañana siempre a la misma hora independientemente del tiempo dormido por la noche. Evite las siestas durante el día. Esta técnica supone un sacrificio inmediato que reportará beneficios a largo plazo, sobre todo en casos de insomnio de conciliación  e insomnio de mantenimiento.

2. Higiene de Sueño

Para combatir el insomnio en primer lugar hay que analizar el tipo que se padece y tratarlo desde un punto de vista global, para saber qué tratamientos serían los más adecuados. Aunque partir de un análisis de nuestros hábitos y tener en cuenta unas pautas para el mejor rendimiento de nuestro tiempo de descanso, es lo que se pretende con la educación en la higiene del sueño. Este método de forma aislada puede que no sea del todo efectivo para aquellos que sufran de insomnio crónico, pero sin embargo se trata de una herramienta enorme acompañada de otros tratamientos y largo plazo.

Hábitos

  • Mantener unos horarios regulares, para acostarse y levantarse.
  • Dormir únicamente lo necesario
  • Evitar las siestas, o reducirlas a menos de 30 minutos.
  • Hacer ejercicio regularmente, preferiblemente a media tarde. Si son deportes más activos se debe evitar durante las 3 horas previas a acostarse.
  • Por la tarde se deben evitar actividades especialmente estimulantes

Ambiente

  • Hacer confortable el dormitorio: reducir la luz y el ruido, usando tapones para los oídos y antifaz para los ojos si fuera necesario. La temperatura debe estar entre los 12º y 14º, la humedad adecuada, colchón cómodo..
  • No esforzarse en dormir, ya que se incrementa la exictación y dificulta el sueño.
  • Evitar mirar el reloj una vez en la cama, sacándolo del cuarto si es necesario.
  • La cama es para dormir: si pasados 30 minutos no se ha conseguido dormir, es conveniente salir de la habitación y realizar alguna actividad relajante. Se acuesta de nuevo cuando vuelva a sentir sueño. Esta operación se ha de repetir tantas veces como sea preciso.

Consumo

  • Suprimir las bebidas estimulantes (café, té, cola) después del mediodía, y por supuesto, otro tipo de drogas estimulantes o no.
  • Limitar o evitar el alcohol, unas 6 horas antes de acostarse.
  • Es recomendable dejar de fumar o fumar menos “si no es posible” dejarlo.
  • Cenar ligero antes de las 2 horas previas a acostarse.
  • No ir a la cama con hambre, tomar algo puede ayudar a dormir.
  • No tomar chocolate ni líquido en exceso, ya que pueden provocar ganas de orinar.

3. Restricción Tiempo Dormir

Primero se evalúa el tiempo total que se pasa en la cama, y cuánto de éste se pasa dormido. Se disminuyen las horas de permanencia en la cama a las horas efectivas de sueño. No es conveniente reducir las horas por debajo de 5. Conforme el tiempo durmiendo vaya ajustándose al pasado en la cama se va incrementando unos 15 o 20 minutos cada semana hasta alcanzar unas 7 horas pasadas en la cama, o una eficiencia del sueño del 85% como mínimo. Aunque esta estrategia a veces da buenos resultados, también puede ocasionar un sueño más fragmentado y de baja calidad debido a la dilución del sueño en un tiempo mayor pasado en la cama.

Relajación

Hay dos técnicas principales de relajación, la progesiva muscular que tensa y relaja secuencialmente todos los musculos del cuerpo y la respuesta de relajación, centrada en la respiración y popularizada por el Dr. Herbert Benson, de la escuela de medicina de Harvard.

Relajacion Progesiva Muscular

La relajación muscular progresiva es una técnica de tratamiento del estrés desarrollada por el fisioterapeuta Edmund Jacobson en los primeros años 1920. Jacobson argumentaba que desde que la tensión muscular acompaña a la ansiedad, uno puede reducir la ansiedad aprendiendo como relajar la tensión muscular. Jacobson entreno a sus pacientes para relajar voluntariamente ciertos músculos de su cuerpo para reducir los sintomas de la ansiedad.

Enlace de video con instrucciones para la relajación progresiva muscular

Respuesta de Relajacion

A continuación se describe una técnica sencilla para activar la respuesta de relajación:

1.Elija una palabra, sonido o frase que le resulte natural o agradable, por ejemplo “uno”, “paz”, etc.

2.Siéntese tranquilamente en una posición cómoda.

3.Cierre los ojos si le resulta cómodo. Si no, puede dirigir la mirada hacia abajo, con los ojos entreabiertos y sin tensión.

4.Relaje sus músculos progresivamente: pies, pantorrillas, muslos, abdomen, hombros, cuello, cabeza.

5.Respire lenta y naturalmente, y mientras lo hace, concéntrese repitiendo para su interior, al final de cada exhalación, la palabra o frase que haya elegido, por ejemplo “uno”.

6.Adopte una actitud pasiva. No se preocupe acerca de si lo está haciendo bien o mal. Cuando surjan pensamientos en su mente, simplemente suspire y vuelva suavemente a la repetición.

7.Continue entre 5 y 20 minutos.

8.No se ponga de pie inmediatamente al acabar. Continúe sentado/a tranquilamente durante un minuto escuchando los sonidos que llegan desde el exterior. Luego, abra los ojos y permanezca sentado/a otro minuto antes de ponerse de pie.

9.Practique la técnica una o dos veces por día. Antes del desayuno o de la cena son buenos momentos

Entranamiento Detallado de Respiración Relajada

Este enlace te describe y te guía en detalle a desarollar una respiración completa.

Otras Terapias Complementarias

Aromaterapia

Combinando el aceite esencial de Ylang Ylang y Lavanda se crea una preparación aromática y terapéutica para disfrutar de un mejor descanso.

Fototerapia

Fototerapia – La exposición a luz brillante al despertar es una terapia eficaz para los pacientes cuyo insomnio se debe al síndrome de fase retardada del sueño, una condición en la cual se retrasa el comienzo del sueño porque el ritmo de la persona de sueño-vigilia es más de 24 horas 

Los pacientes sometidos a la fototerapia se sientan delante de una lámpara de 10.000 lux durante 30 a 40 minutos al despertar (iluminación interior promedio es de 300 a 500 lux, día soleado de verano promedio es de 100,000 lux). Además, se reducen notablemente su exposición a la luz brillante de la noche. Una respuesta a la terapia suele ser evidente después de dos a tres semanas. Tratamiento indefinido con frecuencia es necesario para mantener los beneficios. En casos menos graves, se acuerda despertarse en un momento dado de la mañana, seguido por actividad física con exposición a la luz al aire libre lo que puede ser suficiente incluso en un día nublado.

La fototerapia también puede ser beneficioso para pacientes con insomnio se debe al síndrome de fase avanzada del sueño, una condición en la cual el individuo desea dormir temprano y despierta temprano porque su ritmo de sueño-vigilia se ha desplazado antes. En esta situación, la exposición a la luz brillante de la noche puede ayudar a retrasar el inicio del sueño.

Articulo de Fototerapia en Insomnio

Acupuntura

La acupuntura para el tratamiento del insomnio: una revisión sistemática de ensayos controlados aleatorios.

H Cao, Pan X, H Li, Liu J.

Centro de medicina china basada en la evidencia, de la Universidad de Medicina China de Beijing, Beijing, China.

Acupuntura más medicamentos mostró un mejor efecto que los medicamentos sólo en la duración total del sueño (MD 1.09, IC 95% 0.56-1.61, p <0,0001). Del mismo modo, la acupuntura más hierbas fue significativamente mejor que las hierbas solo en aumento de los tipos de sueño (RR 1.67, IC 95% 1.12-2.50, p = 0,01). No hubo efectos adversos graves relacionados con la acupuntura para el tratamiento en los ensayos incluidos. 

CONCLUSIONES: La acupuntura parece ser eficaz en el tratamiento del insomnio. Sin embargo estudios mas rigurosos y con un mayor numero de pacientes, se requieren para su validación definitiva.  

Tai Chi

Investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) confirmarion que la práctica del Tai Chi, facilita un descanso confortable en las personas de edad avanzada con problemas moderados de insomnio. Más de la mitad de los mayores padecen problemas para conciliar el sueño y terminan tomando medicamentos para el sueño. En el estudio, publicado en la versión digital de la revista ‘Sleep’, participaron un total de 112 adultos sanos con edades comprendidas entre 59 y 86 años que fueron distribuidos de forma aleatoria en dos grupos durante un período de 25 semanas. El primer grupo practicó veinte movimientos básicos de Tai Chi, y el otro participó en clases de educación para la salud que incluyeron consejos para dominar el estrés, hábitos dietéticos y para dormir. El estudio determinó que el grupo de Tai Chi mostró una mejoría en la calidad del sueño y una disminución de los impedimentos clínicos, tales como somnolencia diurna e incapacidad para la concentración, en comparación con el otro grupo. 

Videos Basicos de TaiChi en el Internet

Bill Douglas Guang Ping Yang

Leccion básica de Tai-Chi por el profesor Bill Douglas que enseña el estilo Guang Ping Yang, autor de popular DVD, T’ai Chi & Qigong Easy! Fun! DVD.

 En este enlace coge tu primera lección con este video de YouTube.

Al Simon y CloudWater Tai Chi

Al Simon es maestro de meditacion, Tai Chi, y Qigong y desarrollo un método bien innovador de enseñar el Tai Chi por sensaciones y kinestesias, en vez de mirar e imitar al profesor. 

En este enlace puedes sabarear una interesantísimo introducción al Tai Chi por Al Simon. Su curso aunque no es barato, es lo mejor que he visto en la Internet. Vale la pena verlo para entender la esencia de esta disciplina!!!

Tai Chi en Puerto Rico

El profesor Jorge Melendez del ofrece cursos en el área metropolitana. Puedes visitar su pagina web, o contactarlo en el 787-960-2595.

Botanicos y Nutrientes

Tratando el Insomnio Con Hierbas y Suplementos

Los que muestran ser prometedores son:

Raíz de Valeriana  

La más prometedora de la botánica parece ser la raíz de valeriana ( Valerian officianalis ). La raíz de valeriana está clasificada como “generalmente reconocida como segura” en los Estados Unidos para su uso alimenticio. Estudios a corto plazo (que duraron hasta dos semanas) sugieren éxito en el tratamiento de algunos tipos de insomnio, particularmente aquellos relacionados con la ansiedad, nerviosismo, o estrés, como un sueño intermitente y agitado despertando frecuentemente. Sin embargo, permanecen algunas preguntas, incluyendo: ¿La valeriana debería tomarse indefinidamente o sólo hasta que se haya interrumpido el ciclo de insomnio? ¿La valeriana es segura para tomarla por un periodo prolongado de tiempo?

Algunas personas han tenido éxito con la valeriana para varios tipos de insomnio. La dosis recomendada por la Comisión E de Alemania (un cuerpo gubernamental que revisa la seguridad y eficacia de los suplementos herbales) es de 2000-3000 miligramos (mg) de extracto de raíz de valeriana al día ya sea en una dosis o en tres dosis divididas. Estudios también han encontrado éxito con 400 mg por la noche. Algunos médicos recomiendan esta última dosis más baja.

Lavanda 

Ya sea rociada como un vapor o usada en otra forma de aromaterapia, la lavanda ayuda con un sueño por la noche más completo, particularmente en personas de la tercera edad. La flor de lavanda ( Lavandula augustifolia ) está aprobada en Alemania para su uso oral como un té para ayudar a relajar a la persona con insomnio y mejorar los patrones de sueño.

Bálsamo de Melisa 

Se cree que la valeriana es particularmente exitosa cuando se usa junto con el bálsamo de melisa ( Melissa officianalis ). El bálsamo de melisa está aprobado en Alemania y Gran Bretaña para mejorar las alteraciones del sueño. Cuando se usa solo, debería tomarse como un té de hoja suelta (1.5-4.5 gramos por taza de agua caliente) o extracto seco en una cápsula (300-900 mg). Sin embargo, cuando se usa junto con raíz de valeriana, tan pocos como 160-300 mg de extracto de bálsamo de melisa han mostrado aumentar los efectos de la valeriana.

Triptofano

El triptófano puede ser de ayuda en el insomnio crónico

Seis estudios de investigación han demostrado resultados positivos de triptófano en los pacientes con insomnio crónico. 25 pacientes con insomnio crónico severo tomó 2 gramos durante 4 semanas. Diecinueve (76%) experimentaron un modelo mejorado para dormir después de cuatro semanas. 20 insomnes crónicos hombre tomó 3 gramos, después de la cuarta noche, la latencia del sueño se redujo significativamente. A diferencia de los hipnóticos benzodiazepínicos, L-triptófano no alteró las etapas del sueño, reducir el rendimiento, el umbral de excitación elevar, o alterar la actividad eléctrica del cerebro durante el sueño. 10 hombres tomaron 1.4 gramos por 3 semanas. Un alivio significativo y sostenido del insomnio producido por 3 semanas en el 30% de los pacientes y la ausencia de efectos secundarios en el 90%. Los autores concluyeron que a pesar de su larga historia terapéutica, la L-triptófano no ha tenido más éxito, ya que sólo algunas personas parecen responder a su acción hipnótica. 

96 pacientes con insomnio grave tuvo 1 gramo por 1 semana. L-triptófano seguido mejorando la latencia del sueño durante la semana posterior al tratamiento, lo que resulta en una diferencia significativa en la semana 2. [6]

8 pacientes con insomnio crónico severo tomó 2 gramos por 4 noches. Todos los pacientes mejoraron de manera significativa y sin efectos secundarios observados fueron. Los autores concluyeron que la L-triptófano es un tratamiento potente para el insomnio primario crónico. [7]

42 sujetos normales tuvieron 1 o 3 gramos. Ambos grupos triptófano (1 y 3 gramos) tenían significativamente más baja latencia del sueño que el grupo placebo. [8]

¿Cuál es la dosis óptima de triptófano?

Un artículo de revisión publicado en Psicofarmacología encontró que la L-triptófano es efectiva para el tratamiento del insomnio en dosis que van de 1 a 15 gramos. La administración repetida de dosis bajas de L-triptófano puede ser necesaria para la mejora terapéutica en más crónica, insomnio para conciliar el sueño bien establecido en más o insomnio severo, caracterizado tanto por el inicio del sueño y el sueño los problemas de mantenimiento. Un factor importante en la decisión de dar un juicio de L-triptófano es la ausencia de efectos secundarios y la falta de desarrollo de la tolerancia en el uso a largo plazo. Además, L-triptófano no causar dificultades al tratar de despertar a la mañana siguiente. [9]

Las dosis bajas de L-triptófano (250 y 500 miligramos), sin embargo, no fueron encontrados para tener un efecto significativo en la latencia del sueño en un estudio de 21 pacientes psiquiátricos hospitalizados. [10]

Para aquellos con insomnio que deseen probar la L-triptófano, una fuerte dosis inicial (de uno a cuatro gramos) se recomienda para la primera semana, seguida de una dosis de mantenimiento más baja (500 mg a 1 gramo). Aquellos que no responden a esta terapia debe buscar el consejo de un médico naturópata bien entrenado o un médico holístico para determinar si un estado de la enfermedad subyacente,.

¿Qué significa esto para usted?

Si usted sufre de insomnio, el triptófano puede ayudar. Varios estudios han confirmado la L-triptófano para ser útil en el tratamiento del insomnio crónico a dosis de entre uno y cuatro gramos antes de acostarse. Además, L-triptófano no se asocia con efectos secundarios que son comunes con los medicamentos recetados, ni causar dificultad para despertarse a la mañana siguiente. Esto hace que la L-triptófano una atractiva alternativa a las terapias de drogas convencionales para el tratamiento del insomnio crónico.

Referencias 

  1. Tratamiento Cognitivo-Conductual del Insomnio-Michael Perlis, Universidad  de  Rochester
  2. Superando el Insomnio:  Un Enfoque Cognitivo-Conductual-Jack Edinger, Universidad de Duke